jueves, 23 de febrero de 2017

Me llamo Lucy Barton, Elizabeth Strout








Duomo Ediciones, 2.016
Premios: ninguno.
Precio: 16,80 €
Adquisición: regalo.









La autora

Elizabeth Strout es una escritora estadounidense nacida en Portland en 1.956. En 2.009 ganó el Premio Pulitzer de Ficción por su novela 'Olive Kitteridge', una colección de relatos sobre una mujer, su familia inmediata y amigos en la costa de Maine. El libro ha sido adaptado a una miniserie emitida por la señal HBO, la cual que ganó seis premios Emmy en 2.015. Se graduó con honores en 1.982 y ese mismo año publicó su primer cuento en la revista literaria New Letters. Trabajó durante seis o siete años para completar su primer libro, 'Amy e Isabelle', el cual, tras su publicación, fue preseleccionado en el año 2.000 para el Premio Orange y nominado para el premio Faulkner de ficción. Sus novelas más recientes son 'The Burgess Boys', que se publicó en marzo de 2.013 y 'Mi nombre es Lucy Barton', en 2.016.

Sinopsis

En una habitación de hospital en pleno centro de Manhattan, delante del iluminado edificio Chrysler, cuyo perfil se recorta al otro lado de la ventana, dos mujeres hablan sin descanso durante cinco días y cinco noches. Hace muchos años que no se ven, pero el flujo de su conversación parece capaz de detener el tiempo y silenciar el ruido ensordecedor de todo lo que no se dice. En esa habitación de hospital, durante cinco días y cinco noches, las dos mujeres son en realidad algo muy antiguo, peligroso e intenso: una madre y una hija que recuerdan lo mucho que se aman.

Mi crítica

Vi que cada vez se hablaba más en la blogosfera de este libro, de modo que comenzó a llamar mi atención. Ya lo tenía en el punto de mira cuando me lo regalaron de modo inesperado (¡gracias!). Decidí entonces que sería mi siguiente lectura: se trata de una novela corta y, pensé, seguramente fácil de leer. Tras concluirlo, lo que tengo claro es que 'Me llamo Lucy Barton' es una novela difícil de reseñar.

Por lo visto, la autora es bastante conocida, aunque sinceramente antes de esta novela no había oído hablar de ella ni me sonaba. Tampoco conocía otros títulos a pesar de los premios que los avalan. Cuando me puse a investigar sobre ella, vi que muchos lectores coincidían en que 'Olive Kitteridge' es su mejor obra hasta la fecha. Tras leer 'Me llamo Lucy Barton', no descarto volver a repetir con la autora, pero será si esta novela se cruza conmigo en el azar de libros que termino leyendo.

El estilo narrativo es bastante sencillo semántica y gramaticalmente hablando. Casi telegráfico. De hecho, al ser así deja mucho espacio para que el lector interprete y saque sus propias conclusiones de lo que hay escrito. Apenas hay cabida para las emociones, y el lector elige hasta qué punto las aporta él mismo. Se trata de un estilo muy coloquial y expositivo, casi como si estuvieran transcribiendo conversaciones entre madre e hija, así como monólogos de la protagonista, que estaría hablando en voz alta para ella misma. La novela parece componerse de diálogos, pensamientos y reflexiones un tanto inconexos, aunque en el fondo hay mucha más estructura y dedicación puesta en las palabras de lo que en un principio podría parecer.

La novela gira en torno a la peculiar y compleja relación que se establece ente madre e hija. Hay fantasmas del pasado que pueden condicionar el resto una vida. Es en nuestra infancia cuando se forja el carácter de cada uno, y el entorno familiar juega un papel fundamental en el desarrollo de las personas, en la manera que vemos el mundo y cómo nos enfrentamos a él.

Lucy tiene problemas serios para comunicarse con su madre. Siempre los ha tenido. Lo cierto es que el personaje de la madre parece difícil de tratar. Sin embargo, hay que comprender que solo se nos ofrece un punto de vista, el de la protagonista. Y que el mundo de Lucy y el de su madre, aunque muy distintos durante casi toda la novela, en el fondo no son tan diferentes. Ambas juegan a no hablar abiertamente, a callar más de lo que dicen. Hay mucho terreno vedado entre ellas. 

'Me llamo Lucy Barton' nos enseña que debemos dejar los rencores atrás, ya que un día podríamos arrepentirnos de no haber actuado de otro modo. Los errores que achacamos a nuestros padres podemos repetirlos, sin darnos cuenta, en nuestro entorno. Las circunstancias serán otras, pero la realidad es que no podemos huir de lo que somos ni de dónde venimos.

Es cierto que no me ha costado leerlo, o mejor dicho no me ha parecido una novela tan dura como han indicado otros lectores. A pesar de que los asuntos no solventados del pasado en lo que a relaciones familiares se refiere puedan ocasionar dolor a la protagonista, para mi el tono que emplea al relatarlo facilita mucho las cosas. 

Lo hace de un modo que quizá pretenda transmitir sencillez, a pesar de que 'Me llamo Lucy Barton' no sea un libro sencillo. También a mi juicio algo cercano a la frialdad se transmite, aunque no llega a ser del todo eso, y esto impide que las emociones lleguen en estado puro al lector.

Conclusión

No estoy demasiado segura, siendo totalmente honesta, de si me ha gustado la lectura de 'Me llamo Lucy Barton' o no. Dudo que sea una obra apta para cualquier tipo de lector en general. Solo la recomendaría a quien se sienta atraído por la obra tras todas esas reseñas a las que sumo la mía propia. 

lunes, 20 de febrero de 2017

Hacia el cielo dorado, Joanna Hershon








Ediciones B, 2.014 (primera edición 2.009)
Premios: ninguno.
Precio: 5,95 € (en rebajas).
Adquisición: librería de segunda mano.







La autora

Joanna Hershon es una autora norteamericana conocida tanto por sus novelas como por sus relatos. Ha aparecido en prestigiosas antologías y revistas como el New York Times o One Story. En 2.007 quedó finalista del Premio O. Henry. En la actualidad, Joanna Hershon sigue con su carrera literaria y es profesora adjunta de Escritura Creativa en la Universidad de Columbia. Es autora de cuatro novelas, 'Swimming', 'The Outside of August', 'A Dual Inheritance' y esta, su primera novela landscape, 'Hacia el cielo dorado'. Vive con su marido, el pintor Derek Buckner, y sus dos hijos en Brooklyn.

Sinopsis

Berlín, 1.861. Eva Frank, una chica judía de dieciséis años de edad, es retratada en una hermosa pintura que acaba por tener unas consecuencias devastadoras. Desesperada por escapar de la dolorosa situación, Eva decide casarse con Abraham Shein, un ambicioso comerciante del Oeste americano. La joven novia saldrá de Berlín y atravesará las aguas heladas del Atlántico para adentrarse en el accidentado terreno del camino a Santa Fe, en Nuevo México. 

Mi crítica

Esta es la enésima novela landscape que leo. Vista una, vistas todas es un lema que se cumple en la inmensa mayoría de los casos, pero con 'Hacia el cielo dorado' tendremos que hacer una excepción. En las primeras páginas parece que la trama no va a dar mucho de sí y, aunque esto no se termina por cumplir exactamente, sí vaticina unas cuantas cosas.

Una protagonista criada entre algodones, Eva, tendrá que hacer frente a una dolorosa realidad que le alejará de su tierra natal. Los primeros capítulos no solo sirven para comprender el entorno al que pertenece Eva, sino que culminan como lo hacen todas las novelas landascape: con una situación en la que la protagonista no verá más salida que partir hacia lo desconocido. 

Eva Frank es una muchacha perteneciente a una clase acomodada de la sociedad judía en el Berlín del siglo XIX. Una protagonista que no destaca para nada: es poco más que una niña entrando en la edad adulta sufriendo y que no ve más salida que huir. Bajo mi punto de vista, continuará siendo un personaje insulso hasta más allá del ecuador de la novela. Esta primera parte de la obra se lee rápidamente, es ágil, el estilo narrativo es sencillo, expositivo, va al grano. Esto no se mantiene a lo largo del resto de la obra, ya que la acción se ralentiza poco después.

Definitivamente, la acción se pone más interesante una vez llega al Nuevo Mundo. No solo porque todo resulta extrañamente nuevo para nuestra inocente protagonista, sino porque conoce a personajes que irán desarrollando la trama usurpando su función como figura central de la historia. Abraham, el marido de Eva, tiene más recorrido y resulta un personaje más interesante que la propia protagonista. 

Esto resulta chocante, es raro en una novela landscape, por no decir en cualquier tipo de novela. Sí, en aquellos tiempos los hombres solían tener una vida más interesante que la de las mujeres debido a la mayor libertad de la que gozaban, pero considero que Joanna Hershon no ha calibrado bien lo que provocaba creando un personaje atormentado que eclipsa a su insulsa protagonista. Eva resulta ser tan poca cosa, durante tantas y tantas páginas, que terminé por sentir indiferencia ante sus penalidades.

En cualquier novela landscape son más relevantes los acontecimientos que el desarrollo psicológico de los personajes. No así en 'Hacia el cielo dorado'. La acción es escasa y todo gira en torno al matrimonio formado por Eva y Abraham. Esto resulta complemente opuesto a lo que se encuentra en cualquier otra novela de paisaje, en la que no paran de suceder acontecimientos. A pesar de que la lectura no me enganchara precisamente, el hecho de hallar elementos que no había visto en una obra de este tipo me mantenía intrigada.

En el último tercio de la novela Joanna Hershon reconduce su novela y le devuelve cierto equilibrio, ya que la acción se centra sobre todo en Eva. No me ha terminado de convencer cómo se desarrollan los acontecimientos que desembocan en la culminación de la obra, ni siquiera el final en sí mismo. Deja a Abraham en un tercer plano y apenas aprovecha todo el recorrido que le había otorgado, lo que me parece un despropósito. Es cierto que se puede observar una clara evolución en el personaje de Eva, por fin, pero ni siquiera así Eva me resulta un personaje digno de ser protagonista.

'Hacia el cielo dorado' cuenta una aventura en el lejano oeste muy descafeinada que podría haber sido totalmente diferente. Me dio la sensación de que solo al final comenzaba en realidad la historia de Eva, ya que hasta entonces no se había permitido el lujo de ser ella misma. No obstante, más vale tarde que nunca, a pesar de ese final tan abierto e inconcluso. 

Conclusión

No es una novela que recomendaría a todo tipo de lector. No me parece una mala opción puesto que ofrece elementos de los que otras novelas landscape carecen. Sin embargo, en líneas generales no me gusta cómo está estructurada la novela, ni el desarrollo de la trama, ni considero que merezcan la pena los personajes quizá con la excepción de Abraham. Da la sensación de que esta, en realidad, es el prototipo de una novela y no una obra terminada en sí. En muchos sentidos, parece en construcción todavía, como si faltara mucho para dar verdaderos frutos. Dudo que vuelva a leer algo de Joanna Hershon en un futuro habiendo tantos otros libros que deseo leer.

¿Recomendada?: No.

viernes, 17 de febrero de 2017

La voz invisible, Gisela Pou







Planeta, 2.015
Premios: ninguno.
Precio: 5,95 € (en rebajas).
Adquisición: librería de segunda mano.









La autora

Gisela Pou Valls es una autora nacida en Barcelona en 1.959. Cultiva diferentes estilos, pero es más conocida por su profesión de guionista de televisión. Ha escrito literatura infantil, juvenil y novela para público adulto. Licenciada en ciencias biológicas en 1.981, publicó dos títulos relacionados con la biología. Empezó a escribir y, en 1.989, publicó su primera novela 'Ruido de fondo' en la Editorial Tres y Quatre. Atraída por la literatura infantil y juvenil, tiene publicadas varias novelas, y ha empezado una colección de aventuras de un personaje llamado Sara Pegues. Su curiosidad e imaginación le ha llevado a cultivar también el teatro y el guion. Gisela Pou es máster de guion para cine y televisión por la UAB. 'La voz invisible' es su novela más reciente.

Sinopsis

Cèlia Matheu es enfermera en el Hospital de Sant Pau en Barcelona. Una fría madrugada aparece una mujer inconsciente en la playa y Cèlia descubre con consternación que la desconocida es Martina Constans, una amiga que murió ahogada en marzo de 1.987 cuando el ferry en el que viajaba naufragó. Cèlia, Martina y Nora fueron inseparables durante la adolescencia, y si aquella noche de agosto no hubieran entrado al recinto del hospital, sus vidas habrían sido otras.

Mi crítica

Vi esta novela entre las novedades editoriales de algún mes del año 2.015. Tras leer la sinopsis decidí que no estaría mal leerla pero solo si se cruzaba en mi camino. La casualidad, esa que a veces asoma por la bitácora de lecturas de todo amante de los libros, hizo que finalmente la consiguiera a un precio razonable en una librería de segunda mano. Unos meses después, decidí que le había llegado su turno.

Mi experiencia con 'La voz invisible' no ha sido demasiado memorable. Sí, es cierto que las descripciones de ciertos lugares de Barcelona son muy detalladas y entusiastas: se nota que la autora no solo conoce la ciudad, sino que la lleva en el corazón. Aparte de esto, la novela presenta un estilo narrativo pulido y elegante que me ha gustado encontrar. Tras mencionar los dos aspectos positivos más destacables, opino que no hay mucho más donde rascar.

Para empezar, porque es una obra de corte demasiado intimista para mi gusto. Los personajes no han logrado convencerme porque no me transmitían ni frío ni calor; paradójicamente, 'La voz invisible' trata precisamente de hacerle llegar al lector una historia repleta de dramatismo. Quizá más enrevesada de lo que la trama quiere dar de sí. Bajo mi punto de vista, sobra melodrama pues este malogra el discurrir de la historia restándole verosimilitud. 

Tampoco me ha convencido el modo en que Gisela Pou retrata a las enfermeras en este libro. Estamos todos de acuerdo en que es una profesión totalmente vocacional, pero si todas ellas fueran como las de esta novela no podrían trabajar sin caer en una depresión. No me ha resultado verosímil, ya que personas cerca de mi entorno personal trabajan en el sector y la realidad que pintan es bastante distinta. Entiendo que una buena enfermera, con muchos años de trayectoria profesional, no puede dejarse llevar tantísimo por las circunstancias de cada paciente más allá de sus dolencias.

Además, el modo en que retrata la amistad femenina me resulta demasiado idealista, por lo que tampoco me convence. No he conseguido conectar con ninguno de los tres personajes principales como ya señalé anteriormente. Este, lo reconozco, ha sido un gran impedimento a la hora de centrarme de lleno en la trama. 

Los guiños a la literatura y a los libros en general no ha sido un mal recurso, pero opino que está ya demasiado visto, es algo usado y vuelto a usar en numerosas novelas contemporáneas y casi se ha convertido en un tópico. Quizá me he centrado demasiado en los aspectos negativos al reseñar 'La voz invisible', pero es inevitable cuando uno no consigue implicarse en la historia. 

Acercándonos al final hay subtramas que, a mi juicio, concluyen con una dosis de drama extra que parece metido con calzador para justificar a nivel argumental todo lo que deben experimentar los personajes para evolucionar y cerrar capítulos en sus vidas. Además, hay que esperar casi hasta el cierre para que se desvele una de las principales incógnitas que existían en la trama principal desde el comienzo. La resolución no satisfizo mi exigencia como lectora, y no soy la única que lo opino a juzgar por otras reseñas que he podido ver en la red. Lo que tan celosamente esconde determinado personaje se podría haber desvelado mucho antes, da la sensación de que se ha jugado un poco de más con las expectativas del lector. 

Supongo que el final de 'La voz invisible' no está mal, prueba que ha habido cierta evolución en los personajes principales y que todo ese drama al menos ha servido de aprendizaje.

Conclusión

Quizá esta novela pueda atraer más al colectivo de las enfermeras por el homenaje constante que Gisela Pou les brinda en prácticamente cada página. Reivindica sin descanso su labor pese a los recortes, pese a las dificultades, pese al poco reconocimiento que tienen. Sin embargo, el hecho de que encuadre todo ello en una realidad almibarada resta credibilidad a su discurso.

No lo recomendaría a los lectores en general. Hay novelas mucho mejores que tratan este u otros temas, historias similares o historias que consiguen llegar más lejos. Si vuelvo a leer algo de la autora será porque venga muy recomendado, si no, dudo que vuelva a probar a ciegas. No me ha convencido esta novela para nada.

¿Recomendada?: No.

martes, 14 de febrero de 2017

Novedades editoriales febrero 2.017

Febrero, el mes más corto y el que, de vez en cuando, trae novedades muy interesantes. Veamos qué hay de nuevo en el panorama literario de mano de las grandes editoriales:

'Como fuego en el hielo'. Luz Gabás. Editorial Planeta. 21€
Supongo que debo abrir la sección con este libro. Es un plato fuerte. Y vuelvo a insistir con el supongo, porque no estoy segura de que esta novela me vaya a gustar. Quedé encantada con la ópera prima de Luz Gabás, y sin embargo me decepcionaron sus siguientes obras. Soy consciente de que no soy la única, por eso todavía me siento aún más reticente a la hora de acercarme a esta novela. Pese a eso, me gustaría darle una oportunidad.

'El baile de las luciérnagas' . Kristin Hannah. Suma de Letras. 19,90 €
Otra novela que al parecer está siendo muy popular en la blogosfera y que, sin embargo, a mi dudo que me termine de convencer. La sinopsis no me ha cautivado precisamente, y solo le daría una oportunidad si me topara, por una de esas casualidades que de vez en cuando surgen en el universo lector, con esta novela. Antes leería un título publicado anteriormente por su autora, 'El ruiseñor', del cual tengo referencias positivas.


'Cuando aparecen los hombres'. Marian Izaguirre. Editorial Lumen. 21,90 €
En cambio, con esta novela sí que me lanzaría a la piscina sin pensarlo. No solo porque he podido comprobar que la autora escribe muy bien y me gusta su manera de contar historias, sino porque la sinopsis me ha resultado muy atractiva. Espero poder hacerme pronto con este libro, ya que le haría un hueco en seguida y podría contar en una reseña qué me ha parecido. Directo a mi lista de deseos.


'Tarta de almendras con amor'. Ángela Vallvey. Editorial Suma de Letras. 16,90 €
Al leer la sinopsis de esta novela, automáticamente ha venido a mi mente 'Como agua para chocolate', una de mis novelas favoritas. Las comparaciones son odiosas, sobre todo porque seguramente no tendrán nada que ver y el daño que pueden provocar las expectativas ya está medio hecho. Me acercaría sin duda a esta novela, pero quizá con bastante cuidado y cuando no tenga tan fresca en la cabeza el paralelismo que he establecido. Quizá no estaría de más mirar referencias sobre este libro.


Y tras este repaso por febrerito el corto, ¿qué novelas os llaman más la atención? ¿me recomendariais alguna? Esperemos que marzo traiga novedades igual de interesantes, como poco.

sábado, 11 de febrero de 2017

Ganador Sorteo "Así es como termina"

El ganador o ganadora del sorteo "Así es como termina" es, según lo propiciado por la web random.org...


El número 68, que según la lista de participantes corresponde a...


¡ Sandry !

¡Enhorabuena!! Tienes  72 horas para facilitarme tus datos postales a través del correo electrónico (lapagina17@gmail.com) de modo que pueda hacerte llegar el libro.

Muchas gracias a todos por participar. A los que no han obtenido premio, no os desaniméis, pues el mes que viene habrá otro sorteo. ¡Estad atentos y suscribíos!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...