lunes, 15 de mayo de 2017

Novedades editoriales mayo 2.017

Mayo normalmente ha sido siempre un buen mes de cara a las novedades. Lanzan libros interesantes con los que atraparnos antes de que llegue el verano, el buen tiempo, con más disponibilidad para leer e ir apuntando títulos atractivos a los que hincarles el diente en vacaciones.

Me han llamado la atención los siguientes:

'Agujas de papel', Marta Gracia Pons. Editorial Maeva. 20 €
Esta, junto a la segunda novela que aparece en esta sección, son las dos novedades que más llaman mi atención este mes. A pesar de que la sinopsis poco me deja entrever si realmente disfrutaría de la obra o no, me apetece mucho descubrirlo por mi misma y eso es algo que no todos los libros logran. Tiene muchos ingredientes que me hacen querer leerla: novela histórica, protagonista que persigue sus sueños a pesar de las dificultades... no quiero leer reseñas ni me suena la autora, pero ya veremos.


'París para uno y otras historias', JoJo Moyes. Editorial Suma de Letras. 17,90 €
A pesar de que me temo que esta novela no va a llegar a la altura de la que encumbró a esta autora a la fama, no me importaría volver a leer algo escrito por ella. Parece prometer abstracción y evasión, algo que la convierte en una lectura ideal para llevarse en vacaciones. No la he visto mucho por los blogs que suelo seguir, lo que probablemente signifique que no merece mucho la pena, pero prefiero comprobarlo por mi misma en un futuro.


'Las lágrimas de Claire Jones', Berna González Harbour. Editorial Destino. 18,50 €
Me ha llamado bastante la atención la sinopsis algo que, tratándose de novela negra, en mi caso es relativamente difícil que suceda. Una protagonista detective que es destinada de Madrid a Soria, y que termina enfrentándose a un caso muy poco común. No he leído nada de esta autora, y parece ser que esta obra puede leerse de manera independiente a pesar de que pertenezca a una serie protagonizada por el mismo personaje. 


'Después del amor', Sonsoles Ónega. Editorial Planeta, 21,90 €
De todos, con este libro es donde se presentan más dudas. Podría ser una buena lectura o ser todo lo contrario, y me da la sensación de que no habría término medio. Me llama por un lado la atención la sinopsis, pero por otro lado el premio al que va asociado la publicación de la novela no sé si debe disuadirme o animarme a que la lea. Solo el tiempo dirá si me animo. No he leído ninguna reseña ni me suena el nombre de la autora, quizá en esta ocasión sí busque información sobre experiencias de otros lectores antes de lanzarme a la piscina.

Y hasta aquí las novedades del mes de mayo que más interesantes me han parecido. Sinceramente, esperaba más variedad: he visto muchísima novela negra con argumentos muy similares entre sí. ¿Habéis leído alguna de las señaladas? ¿Qué os han parecido?

viernes, 12 de mayo de 2017

La nevada del cuco, Blanca Busquets








Grijalbo, 2.012
Premios: Premi Llibreter edición 2.011
Precio:17,90 €
Adquisición: regalo.








La autora

Ya presenté a la autora, la catalana Blanca Busquets, en la reseña de 'La casa del silencio'.

Sinopsis

Una mujer que vivió hace cien años escribe, a escondidas, a la luz de una vela en un pueblo perdido en la montaña. Sus letras la unirán con un hilo invisible a otra mujer del siglo XXI que, como ella, tampoco puede vivir sin escribir. El arte y las letras, pero también el dolor y sentimientos muy intensos son los que llevaran a estas dos mujeres a sufrir como nadie, pero también a disfrutar de una vida plena.

Mi crítica

Esta novela llevaba en mi lista de deseos años. La incluí tras leer una reseña entusiasta de un blog escrito por alguien que no siempre tiene los mismos criterios que yo, pero que es igual de exigente. Me fié de su recomendación y años más tarde pude leer una obra más reciente de la autora, mientras que 'La nevada del cuco' aún se me resistía. 'La casa del silencio' fue una de las mejores novelas que leí aquel año, por lo que las expectativas fueron todavía mayores.

Cuando, a través de una persona generosa pude por fin tener este libro entre mis manos (por cierto, gracias), me di cuenta de que Blanca Busquets había pasado por una evolución en su prosa. 'La nevada del cuco' fue publicada en 2.011 en catalán, traducida al castellano un año después. 'La casa del silencio' aparecía en 2.013. En el transcurso de este tiempo percibí que la autora había ido puliendo su técnica. 'La casa del silencio' es para mi una novela mucho más sólida e interesante en todos los sentidos de lo que, por desgracia, me ha parecido esta.

'La nevada del cuco' tiene dos protagonistas: Tònia y Lali. Están unidas por lazos evidentes y otros que no lo son tanto, y que se irán viendo de manera más o menos explícita a lo largo de las páginas. Cada una de ellas vive en una época distinta, separadas por décadas. Tònia reside en una zona rural, mientras que Lali crece en una zona más urbana. Cada una de ellas tendrá que enfrentarse a situaciones duras, distintas pero que igualmente fortalecerán su carácter.

Si en 'La casa del silencio' es la música aquello que despunta como elemento artístico a lo largo de la obra, en 'La nevada del cuco' son la pintura y la escritura. Esto, que podría ser una bella coincidencia que la autora ha querido incluir en ambas obras, lo que ha conseguido es que, volviendo a compararlas, quede de nuevo peor parada 'La nevada del cuco'. Blanca Busquets consigue transmitir mucho más alma en su siguiente obra. 

Por desgracia, me ha dado la impresión de que 'La nevada del cuco' va de más a menos. Llegando al final, me descubrí deseando que la novela concluyera. Había desconectado irremediablemente de la trama, de los personajes, y apenas ya me interesaba conocer el resultado de las incógnitas que la autora aún se guardaba bajo la manga. 

Los personajes no están mal perfilados ni mucho menos, pero viendo de lo que es capaz Blanca Busquets, literalmente me supieron a poco. Me ha convencido mucho más Tònia que Lali, a la que la autora ha querido dotar de un carácter tan poco convencional que me ha parecido un personaje extraño y poco manejable. Me hubiese gustado que las protagonistas se portaran más como personajes de novela, y no tanto como mujeres más corrientes. Lo que rescataría, sin embargo, son los paralelismos que se trazan a lo largo de la novela entre estos dos personajes. 

Supongo que uno de los elementos por los que más destaca la novela es la recreación de la vida en las montañas de aquella Cataluña de hace casi un siglo. A mi lo cierto es que esto no me ha llamado tanto la atención como quizá debería haberlo hecho. La incultura y el machismo imperantes marcaban la vida de sus habitantes. Muchas mujeres eran infelices toda su vida debido al hecho de no poder elegir su propio futuro: era el padre el que se encargaba de elegir qué marido tendría y cuándo se casaría con él.

El estilo narrativo de Blanca Busquets es impecable, y ya en esta novela uno puede observar esa serie de diálogos en estilo indirecto de los que ya ha hecho su sello de identidad más personal en su prosa. Sin embargo, no he podido evitar sentir que en 'La nevada del cuco' faltaba algo, y que esto se hacía más palpable a medida que la obra iba avanzando. Quizá eché de menos una mayor consistencia en la trama, no sé si la perdió o nunca estuvo presente.

El final no me ha convencido, pero es que tenía más ganas de que la obra terminara que de conocer cómo concluía. Una pena, porque en los primeros capítulos mi interés era otro y la novela parecía que discurriría por otros derroteros. Me ha dado un poco la sensación de que terminaba teniendo más peso la ambientación y los cambios sufridos por el pueblo a lo largo de las décadas que el desenlace sobre la historia de las dos protagonistas.

Conclusión

Me quedo mil veces antes con 'La casa del silencio' que con esta obra. Recomendaría 'La nevada del cuco', pero con reservas, sin tenerlas todas conmigo. Quizá si hubiera leído primero esta, habría visto la evolución de la autora en su orden natural, y no a la inversa. No he disfrutado de la obra porque no podía parar de compararla, así de sencillo. De cualquier modo, estoy segura de que si la sinopsis me llama mínimamente la atención, en cuanto salga lo nuevo de Blanca Busquets seré la primera en volver a apuntar su título en esa lista de deseos.

martes, 9 de mayo de 2017

84, Charing Cross Road, Helene Hanff








Anagrama, 2.002
Premios: ninguno.
Precio: 13,90 €
Adquisición: biblioteca.









La autora

Helene Hanff fue una escritora estadounidense nacida en Filadelfia, en 1.916 y fallecida en 1.997. Es conocida por ser la autora del libro '84 Charing Cross Road', en el que se basó una obra de teatro, un episodio de una serie de televisión y la película del mismo nombre. Trabajó como publicista y terminó escribiendo obras que serían admiradas por algunos productores de Broadway pero que por alguna razón nunca llegaron a ver la luz. Cuando la producción televisiva se movió a California, su trabajo decayó poco a poco, y acabó trabajando para revistas, y finalmente en los libros que forjaron su reputación. El edificio de apartamentos donde vivió, el 305 E. de la calle 72 ha sido llamado "Charing Cross House" en su honor. Una placa de bronce junto a la puerta principal conmemora su residencia y la autoría del libro.

Sinopsis

Helene es una escritora autodidacta que sobrevive en Nueva York pendiente de que le acepten sus obras de teatro, artículos, cuentos, guiones para la televisión y ensayos. Un otoño de 1.949, ávida por los clásicos y cansada de la poca oferta de las librerías de segunda mano de su ciudad, se arriesga a escribir una pequeña misiva a Marks & Co., Libreros, 84 Charing Cross Road, Londres y les solicita una pequeña lista de ensayos que desea conseguir, si no son demasiado caros. Frank Doel, uno de los empleados de la librería inglesa contesta su carta y le remite las obras solicitadas, iniciando así, sin sospecharlo, una deliciosa correspondencia que durará hasta finales de los años 60. 

Mi crítica

Hay obras que se leen cuando a uno todavía le pueden venir demasiado grandes. Obras para las que hay que estar preparado, y sin embargo se leen sin ser conscientes de que no pueden ser apreciadas, todavía no. Cuando leí '84, Charing Cross Road' tenía unos veinte años y nadie me advirtió de que a un clásico no siempre puede uno acercarse desde la perspectiva adecuada. Esta novela me hizo darme cuenta de que las obras epistolares no son precisamente lo mío, y desde entonces les tengo cierta animadversión. Dudo que algún día pueda realizar una relectura: el daño ya está hecho. Estas fueron mis impresiones de '84, Charing Cross Road' por aquel entonces.

Hay veces que todo el mundo está de acuerdo en algo, por increíble que parezca. Hay consensos, y la inmensa mayoría de la gente coincide en juzgar homogéneamente determinado producto. Así, Angelina Jolie es preciosa, los Beatles hacían buena música y Pablo Picasso era un dios del pincel. Por supuesto, esto también ocurre con la literatura: la inmensa mayoría de la gente valora de una manera concreta a algunos autores (muchos hablan con poco o ningún conocimiento de causa, pero bueno). Por ejemplo, Gabriel García Márquez es muy bueno, Paulo Coelho es muy malo. Sí, estas valoraciones suelen ser extremas, sin matices y sin dar demasiadas explicaciones.

Por eso, cuando nado contracorriente, cuando discrepo de los gustos de la mayoría suelo sentirme extraña. A veces me encanta, a veces, me siento extraña e, inaugurando una nueva categoría con '84, Charing Cross Road', me siento estúpida. Pregunté a muchas personas de cuyo criterio me fío, investigué por Internet y concluí que quien no se comprara (¡no digo ya leyera!) esta pequeña obra de Helene Hanff era poco menos que estúpido. Que merecía la pena sin dudarlo. Frases tan lapidarias como es una novela de culto ayudaban a que me tragara el anzuelo.

Bueno, al menos me queda una mota de consolación: resulta que a la propia autora, Helene Hanff, le sorprendió más que a nadie que esta novela se vendiera tan bien y fuese tan exitosa. La pobre mujer soñando con publicar algo propio, escribiendo sin descanso guiones mal pagados y obras teatrales que pasaban sin pena ni gloria por cartel, leyendo y empapándose de la cultura que no pudo adquirir en otra parte por razones económicas… y de pronto se enfrenta con esto. El reconocimiento le llega de mano de unas cartas que guardaba en un cajón de su mesilla: la correspondencia que ha mantenido a lo largo de veinte años con los empleados de una librería situada al otro lado del Atlántico. Sí, habrá un vínculo especial con ellos; sí, tendrán una amistad especial; sí, hablarán de libros, pero ya está. Ahí queda todo el misterio. No hay nada más. No sucede absolutamente nada. ¿Me quedé en la superficie y no fui capaz de ver más allá? Probablemente sí, pero en ese momento eso era lo que había, lo que hallé.

Y es que son simplemente cartas. Correspondencia. Es un conjunto de epístolas escritas con mayor o menor gracia, con un contenido más o menos ameno. En el epílogo afirman que esta obra ha cautivado a miles de personas en todo el mundo. Sí, utilizando el verbo 'cautivar'. Sinceramente, no sé cómo. En ese momento, me negué a pedir disculpas por no entender su significado 'oculto', sus múltiples interpretaciones, sus sutilezas y su gran profundidad, porque para mí no había nada de eso.

Por lo que se puede entrever leyendo las cartas, Helene Hanff no me hubiese caído demasiado bien, y esto contribuye a que la obra no me haya llegado. No sólo tiene un sentido del humor que no comparto en absoluto, sino que tampoco entiendo bien cómo era la tónica de su personalidad, que se me antojaba cambiante. Otro detalle que no me ha gustado es que parece tener alergia a las novelas. Si lees este libro no te esperes una gran charla e intercambio de opiniones sobre Austen, Poe, Flaubert o Cervantes. No. Helene Hanff pide a la librería situada en el número 84 de Charing Cross road una serie de libros que bien puede ser biografías, enciclopedias o textos históricos realizados por autores bastante desconocidos. A diferencia de otras novelas, en esta apenas he sentido que la autora me haya contagiado ese amor, esa pasión que siente por los libros. Eso resta puntos.

Conclusión

A pesar de la buena fama de esta novela, no tuve una buena experiencia y por eso no puedo recomendarlo. Sin embargo, si alguien ha llegado hasta esta reseña con ganas de tener entre sus manos esta obra, aconsejo que se sientan primero plenamente preparados para abordarla, independientemente de la edad. Si no, uno corre el riesgo de que le suceda lo que a mi. Y repito: quizá si la leyera ahora tampoco me gustaría, pero tendría menos posibilidades de que ello sucediera, visto lo que ha llovido y el criterio que he ido adquiriendo a base de años de práctica.

¿Recomendada?: No.

sábado, 6 de mayo de 2017

La fuente de oro, Juan Pedro Cosano








Espasa, 2.016
Premios: ninguno.
Precio: 19,90 €
Adquisición: regalo.









El autor

Juan Pedro Cosano Alarcón es un autor nacido en Jerez de la Frontera, Cádiz, en 1.960. Es titular del bufete jurídico Cosano y Asociados, aunque desarrolla su actividad en todo el territorio nacional. Es autor de las novelas 'Hispania' y 'Las muertes pequeñas' y del poemario 'La noche calma y otros poemas'. Está casado y tiene dos hijos, ambos estudiantes de Derecho. Ha desarrollado una notable carrera dentro del mundo de la abogacía. Dentro de la narrativa, se dio a conocer al gran público a partir de ganar el prestigioso galardón Premio Abogados en 2.014, con su obra 'El abogado de pobres'. Desde entonces, ha publicado varios libros más, de entre los que habría que destacar títulos como 'La fuente de oro' o 'Las monedas de los 24'. 

Sinopsis

Jerez de la Frontera, años treinta del siglo XX: el carismático Beltrán de la Riva, heredero de una de las sagas de bodegueros más importantes, y Lele Gavilán, una muchacha de extracción humilde y extraordinaria belleza, son víctimas de un flechazo que les arrastra a una pasión prohibida, a un destino que, atendiendo a su época, parece tener sus capítulos ya escritos.

Mi crítica

Me llamó mucho la atención esta novela por su sinopsis, y lo cierto es que tardé más de lo que me hubiese gustado en hacerme con ella. El argumento, la portada... todo parecía indicar que iba a ser una de esas obras que me entretienen y atrapan desde el primer momento. Y, pese a no haber leído ninguna reseña que me ayudara a corroborar mis sospechas, esta vez me instinto no me falló. 

'La fuente de oro' mezcla varios géneros, destacando el histórico y el romántico. Casi toda la acción se desarrolla en la localidad de Jerez de la Frontera, en Cádiz. Los protagonistas, son Mercedes Lele Gavilán y Beltrán de la Cueva, cuyos orígenes no podían ser más dispares, y cuyos caminos se cruzarán irremediablemente debido a los designios del destino. La novela abarca toda la década de los años treinta del siglo XX, una época tan convulsa en España como interesante a nivel dramático a la hora de ambientar ficción en ella.

Me gusta mucho la manera de escribir de Juan Pedro Cosano, y no solo eso: la manera en que configura y hace interactuar a sus personajes protagonistas me ha conquistado casi desde el primer instante. A pesar de que no las tuve todas conmigo con respecto al personaje de Beltrán, realmente es fruto de una época y un estrato social que, posiblemente, llenase España de hombres como él en la vida real. El autor hace que se enfrenten a situaciones difíciles que les permiten evolucionar en su modo de pensar y de comportarse. 

Asimismo, me fascina ese modo aparentemente sencillo a través del cual Juan Pedro Cosano se mete en la piel de sus dos personajes principales. Insisto, parece fácil, pero no debe serlo para nada tratar de dar una perspectiva creíble y verosímil con respecto a dos puntos de vista tan dispares en tantos sentidos. Pero, sin duda, lo que más me gusta de 'La fuente del oro' es que no sea la típica novela romántica. Es la noche y el día si la comparamos con cualquier obra estándar de dicho género publicada en la actualidad. 

Sí, es cierto que comparte muchos elementos atribuibles a la novela romántica: escenas de pasión, momentos de entrega absoluta y sin reservas... pero lo que diferencia principalmente a 'La fuente de oro' con respecto a tantas otras, es que este amor parece real. Parece sacado de las memorias de una persona que vivió todo aquello. Es un romance imperfecto, con sus altibajos, con sus peleas y reconciliaciones. Esto que parece tan obvio y simple, junto con muchos otros detalles, convierte la historia de amor que encierra la novela en algo simplemente maravilloso.

Otro elemento que me ha encantado ha sido la ambientación. Muy conseguida, realista, consigue que uno se meta dentro de la novela sin tener que hacer ningún esfuerzo. Se nota el ambiente de opresión que vivían las mujeres en aquella época, sobre todo en los estratos sociales más bajos, pero también entre las damas más sofisticadas y ricas de la época. Un hombre no tenía tantas obligaciones, morales o de cualquier otra índole, comparado con las que debía soportar una mujer. 

El estilo narrativo está muy cuidado, cada palabra escogida sabiamente. El vocabulario es amplio y las descripciones de lugares, situaciones, estados de ánimo y personajes, son bajo mi punto de vista en muchas ocasiones sobresalientes. El ritmo, a pesar de no ser excesivamente ágil, es el que corresponde en cada momento. La novela contiene gran cantidad de pasajes interesantes que no solo invitan a continuar leyendo, sino que impiden dejar la lectura para atender otros quehaceres. 

El final, asimismo, me ha gustado mucho. Es uno de los mejores finales que he podido leer en mucho tiempo. Por primera vez desde hace meses no me he preguntado cómo hubiera sido todo si el final fuese distinto: este cierre es perfecto y no hubiera podido imaginar otro mejor. Termina como debe terminar una novela así, y no hay más que hablar.

Conclusión

Sin duda volveré a leer algo de Juan Pedro Cosano en un futuro. Es un autor al que no se le debe perder la pista. Recomiendo la lectura de esta novela a quien disfrute con las novelas históricas con gran parte de carga romántica. Ofrece mucho más de lo que puede garantizar la mayoría de la oferta que pulula por las librerías en la actualidad. Hacía tiempo que no disfrutaba de una novela tan bien escrita. Hacía tiempo que una lectura no me dejaba tan satisfecha. Tampoco me han asediado los peros como sucede, por desgracia, en muchas ocasiones. Por todo ello, 'La fuente de oro' se ha convertido en una de las mejores novelas que he podido leer a lo largo de este año.

Valoración: 9/10
¿Recomendada?: .

miércoles, 3 de mayo de 2017

El tiempo que nos queda, Justin Go








Lumen, 2.015
Premios: ninguno.
Precio: 23,90 €
Adquisición: regalo.








El autor

Justin Go es un autor norteamericano nacido en Los Angeles. Estudió en la Universidad de California y en Londres. Ha vivido en el viejo continente casi la mitad de su vida, incluyendo París, Londres y Berlín entre otras ciudades. Su primera novela fue publicada en 2.014 y ya ha sido traducida a más de veinte lenguas distintas. Actualmente, Justin Go está preparando su segunda novela.

Sinopsis

Tristan Campbell acude a Londres respondiendo al requerimiento de un despacho de abogados: todo indica que podría ser el titular de la herencia de Ashley Walsingham, un montañero británico que murió en 1.924 dejando su fortuna a la misteriosa Imogen Soames-Andersson. Se le concede a Tristan un corto plazo para demostrar que hay lazos de sangre que le unen a Imogen y es por lo tanto el heredero de un legado que puede cambiar su vida. El chico sabe poco o nada de la historia de su familia, pero asume el desafío y emprende una investigación contrarreloj sobre sus antepasados.

Mi crítica

Hace tiempo estaba convencida de que una lectura avalada por el sello Lumen era garantía de estar ante una obra de calidad. Ahora que llevo leídos varios libros seguidos pertenecientes a esta editorial que no han terminado de convencerme, estoy poco a poco poniendo en duda dicha afirmación. Por desgracia, 'El tiempo que nos queda' no representa la excepción, sino todo lo contrario.

A excepción del final, 'El tiempo que nos queda' no ha resultado ser una mala experiencia lectora, pero tampoco contiene, bajo mi punto de vista, nada especialmente reseñable. La obra presenta un punto de partida para nada original el cual hemos visto decenas de veces: dos tramas, una en el presente y otra en el pasado que están conectadas por un misterio que se debe resolver. En este caso, ese misterio está relacionado con una extraña herencia

La figura que más destaca a lo largo de la obra es Imogen. Una mujer de quien se enamora Ashley, un alpinista que recorre el mundo para coronar las montañas más altas del mundo. El paradero de Imogen, tras una serie de circunstancias, se torna totalmente misterioso, y se le pierde la pista en el primer tercio del siglo XX. Este es el enigma que debe resolver Tristan.

El protagonista de la trama del presente es Tristan, un joven norteamericano que resulta ser un mero peón. Su única función es atar los cabos que permanecen sueltos desde hace décadas para descubrir qué fue de Imogen. No me han convencido en líneas generales las figuras que intervienen en la novela. No solo porque el autor está más pendiente de realzar los hechos que de desarrollar a sus personajes, sino porque, bajo mi punto de vista, Justin Go los ha querido embadurnar de una capa de misterio tal que resultan, a ratos, inaccesibles. Como si fueran fantasmas antes de tiempo.

El lector recibe información acerca de los personajes a través de cartas que Tristan va hallando, y a través de flashbacks en los que podemos acercanos más a estos personajes. Como siempre suele suceder en este tipo de obras, la trama del pasado es mucho más interesante que la del presente. He leído tantas novelas similares a lo que ha resultado ser 'El tiempo que nos queda' que es como si ya hubiera leído la obra. Es como leer otro libro de Kate Morton, pero ni tan interesante ni con una trama tan bien estructurada.

'El tiempo que nos queda' no es una mala novela, pero nunca me terminó de enganchar. El ritmo es muy lento y se le da demasiado foco a la trama del presente. Esto impide que la acción sea más fluida. Además, considero que Justin Go se empeña obstinadamente en dar demasiados detalles a lo largo de las páginas, tanto a nivel narrativo como a nivel del desarrollo de la trama. 

Sin duda, lo peor de la novela es el final. Un final que, soy plenamente consciente, ha enfadado a muchos lectores. No solo deja al lector con la miel en los labios sin dar respuestas a numerosas cuestiones que llevaban en el aire prácticamente desde el inicio, sino que todo resulta demasiado confuso. Da la sensación de que a uno le han tomado el pelo o peor, que no es capaz de comprender nada porque se ha perdido algo. El final, bajo mi punto de vista, es una parte esencial en una novela, es el último contacto del lector con el autor y con la historia que le ha tenido durante horas pendiente antes de cerrar las páginas de un libro. Y no se puede jugar así con los lectores. Absolutamente decepcionante.

Conclusión

Aparte del hecho de que Justin Go aporta poca originalidad al panorama literario actual, antes de terminar la novela quería reservarme el derecho a aconsejar su lectura o no. Sin embargo, tras ese final tan decepcionante, mi conclusión está clara: no lo recomiendo. No volvería a probar con el autor a menos que mejore mucho sus dotes literarias, y solo si la obra viene recomendada por varios lectores de cuyo criterio y gustos me fíe. Considero que Justin Go aún tiene mucho que mejorar, y que una buena estrategia de marketing sería revisar el clímax de sus historias un par de veces, por si acaso.

¿Recomendada?: No.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...